Barcelona, España, 08009 rosamard9@gmail.com 637961557

Psicoterapia para adultos

A menudo las personas tienen dudas, cuando están valorando la posibilidad de iniciar una terapia.

Algunos se cuestionan cómo podría ayudarles el hablar sobre sus asuntos personales con alguien a quien no conocen, pero existe una forma particular en que el analista o el psicoterapeuta efectivo escucha, libre de prejuicios, con el corazón y la mente abiertos, y transmitiendo interés y seguridad. Un psicoterapeuta debidamente entrenado conoce perfectamente este modo particular de diálogo.

Ciertas personas se siente cómodas desde el primer momento y otras necesitan algo más de tiempo para desarrollar un sentimiento de confianza. Todo ello forma parte del proceso normal y el psicoterapeuta acompaña ese proceso con sumo cuidado y respeto.

Los adultos que vienen a mi consulta traen una variedad de inquietudes que pueden incluir tristeza persistente, preocupación excesiva, sentimientos de aislamiento, problemas maritales u otros problemas interpersonales, problemas con el trabajo, problemas relacionados con el divorcio, problemas con los padres, problemas con la gestión de la  frustración y la ira, inhibiciones de la creatividad, problemas de alcohol y drogas, preguntas sobre la vocación o la identidad propia, y más…

El trabajar desde un abordaje holístico que incluye mi propio proceso personal, los conocimientos adquiridos en mi formación permanente, incluyendo los últimos avances en neurociencias, y mis 20 años de experiencia como psicoterapeuta, me permiten poder realizar una exploración suficientemente profunda del problema en su complejidad, paso a paso, incluyendo los pensamientos y sentimientos relacionados con él, de modo que la experiencia subjetiva de la persona se mantiene en el centro del trabajo.

Ampliar nuestra conciencia en relación a lo que nos sucede, trae como resultado la comprensión y la aceptación y de la mano de ello la transformación, es decir un nuevo equilibrio psicológico.

Los criterios diagnósticos que aparecen a continuación sirven de guía, pero debemos tener en cuenta que cada ser humano es una expresión única e irrepetible, y cada manifestación de un problema debe ser abordado con el respeto que merece cada ser individual, detrás del cual emerge una historia particular, una cultura propia y unas experiencias vitales únicas.

 

 

TRASTORNOS DE ANSIEDAD

La ansiedad es una reacción adaptativa que nuestro organismo activa para defenderse de un peligro o para afrontar una situación complicada.

Esta función se convierte en un problema en el momento en que percibimos como amenazantes determinadas situaciones  reales sin serlo, y aparece una reacción emocional sobre la que se ejerce poco o ningún control y que se manifiesta a tres niveles cognitivo (preocupación, confusión, aprensión, inseguridad…), fisiológico (tensión, sudoración, palpitaciones, mareos …) y motor (movimientos constantes, temblores, evitación, comer de forma compulsiva …).
Cuando se activan estas señales de alarma ante situaciones que no representan un peligro real y se reacciona de forma desproporcionada hablamos de un problema de ansiedad.

Fobia específica
Fobia social
Ataques de pánico/crisis de angustia
Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)
Trastorno de pánico con o sin agorafobia
Hipocondría
Trastorno de ansiedad generalizada o preocupación excesiva
Trastorno de estrés postraumático
Trastorno de estrés agudo
Trastorno de ansiedad por separación

TRASTORNOS DEL ESTADO DE ÁNIMO

Cuando hablamos de los trastornos del estado de ánimo nos referimos a formas de estar y permanecer en extremos patológicos de la tristeza o euforia, a un estado emocional persistente que afecta de forma importante en la vida diaria.

Depresión
Distimia
Depresión postparto
Trastorno bipolar
Episodios maniacos

ESTRÉS Y TRASTORNOS DE ADAPTACIÓN

El estrés y los trastornos de adaptación están asociados a la aparición de síntomas en respuesta a situaciones estresantes de la vida cotidiana del paciente.
La ausencia de hábitos de sueño adecuados y pautas de descanso, la sobrecarga de compromisos laborales, las relaciones interpersonales negativas y la permanente percepción de amenaza deterioran seriamente la calidad de vida del paciente.
El estrés continuado puede derivar en otros problemas de salud física o depresión; por ello, es importante aprender a adaptarse adecuadamente a las circunstancias vitales y realizar los cambios necesarios que nos permitan atravesar las situaciones que debemos vivir, siendo capaces de poder sentir el dolor como parte de nuestra condición humana, pero sin añadir un sufrimiento innecesario.

Estrés laboral
Acoso laboral
Estrés postraumático
Trastornos del sueño
Procesos de duelo
Psicooncología
Acompañamiento enfermedad terminal

TRASTORNOS DE CONDUCTA DE ALIMENTACIÓN

En un trastorno de la alimentación aparece un exceso de preocupación y angustia por la comida y el peso corporal, se desarrollan hábitos alimenticios anormales que pueden llegar a poner en riesgo su salud física.
La persona que padece un trastorno alimenticio piensa en la comida o en su cuerpo de forma recurrente, intensa y repetitiva, de forma obsesiva. Su vida gira en torno a su trastorno desde el primer momento del día. El cansancio, la irritabilidad, los cambios frecuentes de humor, la sensación ansiosa de “perder el control” son algunos de los síntomas.
Anorexia
Bulimia
Obesidad
Trastorno por atracón
Trastorno de la Conducta Alimentaria No Especificado

TRASTORNOS DE ADICCIÓN
Las adicciones se caracterizan por una dependencia del individuo a una sustancia o una actividad.
Esta dependencia provoca que la persona con una adicción consuma una sustancia, o lleve a cabo comportamientos que tienen consecuencias negativas de forma repetida.
Todas las adicciones producen un síndrome de abstinencia cuando no se consume la sustancia en cuestión, o no se puede llevar a cabo el comportamiento al cual se ha desarrollado dependencia.
Por otra parte, las adicciones provocan cambios en la conducta del individuo, cuyo único propósito son poder seguir consumiendo o realizando las actividades a las que se ha desarrollado dependencia.
Alcoholismo
Drogodependencia
Ludopatía
Tabaquismo
Adicción a internet
Cleptomanía
Piromanía
Tricotilomanía
Adicción a nuevas tecnologías
Adicción al sexo

TRASTORNOS DE PERSONALIDAD
Hablamos de trastornos de personalidad cuando estamos ante un patrón de comportamiento estable en la persona, que es visible en todos los aspectos de la personalidad y que tiene una gran interferencia en el día a día de la persona que los sufre, nos referimos a una manera de ser y actuar.
La intervención psicológica se centra en conocer el trastorno por parte de la persona que lo sufre, aprender a gestionarlo de una manera saludable y generar alternativas de pensamiento y conducta adaptadas.
Trastorno límite de la personalidad
Trastorno de personalidad obsesiva
Trastorno de la personalidad dependiente
Trastorno de la personalidad paranoide
Trastorno de la personalidad esquizoide